Por indicaciones del promotor, se lleva a cabo la construcción de naves entre medianera y en dientes de sierra, en la cual se procura una unidad formal.

El edificio posee unos alzados en los que se combina la chapa lacada con el tratamiento con mortero monocapa coloreado en masa sobre fábrica de bloques de mortero o fábrica de ladrillos. De esta forma se consigue una edificación de gran presencia en una zona de industria.

Las esquinas se resuelven con grandes escaparates que refuerzan y mejoran la imagen del conjunto. La cubierta en diente de sierra permite una iluminación uniforme de todos los espacios. El diente de sierra no se manifiesta al exterior, por lo que la unidad del conjunto queda más reforzada.

Proyectos Relacionados